ARTÍCULOS POR NUESTROS CONFERENCISTAS

18
Jul

Alineando la excelencia en lubricación con ISO 55000.

Por: Alejandro Meza – Traducido por: Francisco J. Páez Alfonzo

Mucho se ha discutido ya sobre la norma publicada por el Organismo Internacional de Estandarización (ISO, por las siglas en inglés de International Organization for Standardization) conocida como ISO 55000, respecto a cómo puede proporcionar un marco de referencia para apoyar la implementación de la excelencia en lubricación. Este artículo va más allá, al explicar cómo los requisitos de ISO 55000 pueden alinearse con las características de la excelencia en lubricación, para comprender mejor cómo puede desarrollarse un programa de lubricación de clase mundial para cumplir con los requisitos de esta norma, lo que conduciría a una mayor confiabilidad de las máquinas y a una posible certificación ISO.

La norma ISO 55000 fue lanzada en el 2014 con el objetivo de mejorar el valor obtenido de los activos de la organización. Este estándar consiste en una serie de tres documentos: ISO 55000, ISO 55001 e ISO 55002. La serie define los requisitos y directrices para el diseño, implementación y mantenimiento de un sistema de gestión de activos. La implementación de ISO 55000 puede proporcionarle a una organización la confianza de que las cosas realizadas para apoyar la misión y objetivos de la empresa en su gestión de activos, están siendo correctamente realizadas, por ejemplo, en la producción de bienes y servicios.

iso55000

Definición de activo y gestión de activos.

De acuerdo con ISO 55000, “Un activo es un elemento, cosa o entidad que tiene un valor potencial o real para la organización. El periodo desde la creación de un activo hasta el final de su vida útil, es lo que se conoce como el ciclo de vida del activo”.

La gestión de activos puede definirse como “las actividades coordinadas de una organización para obtener valor de los activos”. Involucra el balance entre acciones, costos, oportunidades y riesgos relacionados con el desempeño esperado del activo para lograr los objetivos de la organización. En otras palabras, la gestión de activos está relacionada con todas las acciones involucradas en una planta para tener sistemas, tecnologías y máquinas productivas.

La excelencia en lubricación como parte de la gestión de activos.

Un buen sistema de gestión de activos considera la vida útil completa de la máquina. En términos generales, los elementos del ciclo de vida del activo se muestran en la tabla 1. Note que las etapas numeradas en la tabla están interrelacionadas y alineadas con los demás sistemas y objetivos de la compañía.

tabla-iso-55000-2
Tabla 1. 

Un sistema de gestión de activos también debe estar respaldado por un fuerte compromiso gerencial, la cultura de la organización, la capacitación, las mediciones y la mejora continua. Un entorno empresarial favorable es otro factor crítico en la implementación de un sistema de gestión de activos.

Imagen 1

La estrategia de lubricación como parte de la gestión de activos ISO 55000

Es fácil ver cómo una estrategia de lubricación bien estructurada tiene un impacto positivo en casi todas las etapas del ciclo de gestión de activos y cómo un eficiente programa de lubricación puede contribuir al logro de los objetivos de su organización. Un lubricante podría considerarse como un activo que contribuye con los objetivos operacionales.

Tenga presente que ISO 55000 no especifica cómo hacer las cosas, sino más bien qué es lo que debe hacerse. Esto permite que una organización logre sus objetivos siguiendo sus procedimientos internos. Se pueden efectuar auditorías para comparar las prácticas actuales contra los requisitos estándar de la gestión de activos. Los requisitos pueden entonces convertirse en lineamientos para la estrategia de lubricación, de forma tal que el programa de lubricación, las tareas de lubricación y las acciones, se puedan alinear con el estándar.

A continuación, se presenta una breve descripción de los lineamientos de la serie ISO 55000, organizadas en siete secciones: organización, liderazgo, planificación, soporte, operación, evaluación del desempeño y mejora.

Organización – Los objetivos de la gestión de activos deben ser consistentes y alineados con los objetivos de la organización. Se deben identificar y satisfacer los requisitos de los accionistas, y se deben definir el alcance y los límites del sistema de gestión de activos.

Liderazgo – El liderazgo de la gestión de activos debe ser puesto en marcha por la alta dirección. La política de gestión de activos debe ser definida y revisada, y el liderazgo de la gestión de activos debe tener autoridad, responsabilidad y recursos para lograr los objetivos identificados.

Planificación – Se deben identificar los riesgos y las oportunidades, y establecer planes para abordarlos a fin de apoyar el logro de los objetivos de la organización. Estos planes integrados deben detallar lo qué debe ser hecho, cuándo debe ser hecho y por quién, además de cómo se llevará a cabo y será evaluado. Estos planes deben incluir los riesgos y las oportunidades, cómo cambian en el tiempo, y lograr el equilibrio entre riesgo, costo y desempeño.

Soporte – Los recursos necesarios para llevar a cabo estos planes deben estar disponibles, al igual que los sistemas de información para apoyar el proceso. La información debe estar documentada, controlada, comunicada y ser auditable.

Operación – Los planes, la implementación y los procesos deben ser revisados y controlados, incluyendo cualquier actividad que sea tercerizada o abarque cambios en la gestión. Se requiere evidencia de la organización que lleva a cabo los planes y procesos.

Evaluación del desempeño – El desempeño y la efectividad del sistema de gestión de activos debe ser monitoreado, medido, analizado, evaluado y auditado. La alta gerencia debe revisar el sistema de gestión de activos para determinar su idoneidad, suficiencia y efectividad.

Mejora – Las no conformidades o incidentes relacionados con los activos, la gestión de activos o el sistema de gestión de activos, deben ser documentados y evaluados y se deben tomar acciones correctivas. La gestión de activos y el sistema de gestión de activos deben ser mejorados continuamente.

La tabla 2 muestra cómo algunas de las prácticas de la lubricación se correlacionan con los requisitos generales de la gestión de activos de ISO 55000.

Con una interpretación adecuada de la norma, la estrategia de lubricación puede alinearse para llenar estos requisitos. Es importante aclarar que existen otras formas de cumplir con los requisitos específicos de ISO 55000, por lo que pueden aceptarse enfoques diferentes a los descritos, que pueden ser aceptados durante el proceso de certificación.

tabla-iso-55000-1
Tabla 2. Comparación entre los requisitos ISO 55000 y las prácticas de excelencia en lubricación.

Consideraciones finales.

ISO 55000 no solo puede ser aplicado en plantas de manufactura, también se puede implementar para diferentes tipos de activos en diversas organizaciones, como aeropuertos, hospitales, oficinas públicas, etc. Es una buena idea que se familiarice con estas normas, que pueden verse en los sitios web de ISO o del Instituto Americano de Estándares Nacionales (ANSI, por las siglas en inglés de American National Standards Institute). Para algunos, ISO 55000 puede ser difícil de lograr; sin embargo, le puede proporcionar un excelente punto de referencia para establecer sus objetivos o comenzar su viaje hacia las mejoras en confiabilidad, especialmente si su organización necesita ser competitiva y obtener la certificación.

A medida que adquiere un mayor conocimiento de ISO 55000, se dará cuenta del valor que esta ofrece para implementar su sistema de gestión de activos, así como una estrategia de lubricación de clase mundial que lo ayude a alcanzar sus objetivos.

Referencias.

BSI Standards Publication. BS ISO 55000 Series. Asset Management BS ISO 55000:2014, BS ISO 55001:2014 and BS ISO 55002:2014.

Fitch, J.C. (2016). “Will ISO 55000 Change the Definition of Lubrication Excellence?” Machinery Lubrication, Vol. 16, Issue 3.

Cooperleaf White Paper. (2016). “A Best Practice of ISO 55000: Asset Investment Planning and Management”.

 

Leave a Reply