ARTÍCULOS POR NUESTROS CONFERENCISTAS

20
Dic

«Capacitación» – Base de la tendencia en estructura organizacional.

Cuando, hace algo más de 20 años, comencé a desempeñarme en el área de la gestión de activos físicos de servicios, las empresas basaban su estructura organizativa en el sistema lineal, en el que cada gerencia reportaba al directorio  y éste, en función de la información que recibía, tomaba las decisiones estratégicas, y bajaba las líneas de acción para cada  sector de la organización. Este método de trabajo le garantiza a los directores o accionistas tener un férreo control sobre la operación del activo, pero al mismo tiempo limitaba los márgenes de acción de los mandos gerenciales, generando tiempos de respuesta lentos, reacciones desproporcionadas, y no siempre ajustadas a las reales necesidades del activo. Esto se debía entre otras razones, a que la información que recibían era parcializada y sesgada, ya que cada gerente luchaba por defender el mejor interés de su departamento, sin considerar mayormente la manera en que sus decisiones o planteos, pudieran incidir sobre el resto de la organización. A su vez, ésto era seguramente herencia de las organizaciones industriales, basadas en un sistema de organización funcional, donde era particularmente evidente la constante puja entre Producción y Mantenimiento, en la que cada parada de planta solicitada por Mantenimiento era vista como un escoyo por parte de Producción, en su objetivo de obtener al final de la línea más producto en menor tiempo, y en el sentido contrario, mantenimiento acusaba a producción de exigir demasiado a los equipos sometiéndolos a trabajar hasta el límiteestirando los tiempos de parada.

Mucha agua ha pasado bajo el puente desde ese entonces, y muchos son los cambios que se han generado durante los últimos años, pero uno de losmás notorios y positivos en lo que refiere a la dinámica de trabajo de todas las organizaciones, y en particular en las de servicios, es el “aplanamiento” de la pirámide jerárquica, donde los mandos medios (gerencias y jefaturas), han ganado presencia en la toma de decisiones estratégicas.Este hecho ha traído muchos beneficios para la gestión, por ejemplo, mayor rapidez de respuesta y agilidad para responder a los cambios, mayor asertividad en las decisiones, visualización integral del ciclo de vida del activo, además del  estímulo y nivel de compromiso que se genera en todo el equipo de trabajo, lo que luego redunda en un ambiente laboral más agradable y propenso a retroalimentar positivamente al sistema.

Ha favorecido esta tendencia,  el hecho de que las organizaciones modernas, presionadas por las cada vez más exigentes condiciones de los mercados (mayor competencia, necesidad de más rápido retorno de la inversión, mayores requerimientos por parte de las normas de cuidado del medio ambiente,etc), han debido asumir el reto de buscar alternativas que les permitan ser más eficientes y efectivas, incorporando tecnología, utilizando herramientas de software, certificándose en normas como la ISO 55000, pero al tiempo que lo hacen, han podido comprobar que en todos los casos, sin importar el nuevo método o técnica que se pretenda aplicar, el éxito dependerá irremediablemente, de la capacidad de interpretación, adaptación y ejecución , que sus recursos humanos, tengan para llevar adelante los cambios deseados.

Para asegurar esos resultados y sostenerlos en el tiempo, es indispensable brindar a todos los miembros de la organización, la capacitación, formación y entrenamiento que les permita interpretar y alinearse con los objetivos, tener una visión integral y amplia de todas las disciplinas que participan de la gestión,  y fundamentalmente, interactuar transversalmente, compartiendo, discutiendo y adaptando los objetivos particulares a los del resto de las áreas de acción. Esta interacción horizontal puede generar, además, el desarrollo de actividades  paralelas como el insourcing o el spin off, que son cada vez más comunes y redituables.

 

En resumen, la mayor participación de todos los miembros de una organización en la toma de decisiones, lejos de ser  una tendencia a la anarquía, si se hace con las precauciones del caso, es una ventaja estratégica, que provee beneficios a la gestión y favorece la obtención de objetivos de manera sostenida. Pero para navegar con éxito  a través de esas aguas, es fundamental que esos recursos humanos, en todos los niveles, sean motivados a ver más allá de sus propias responsabilidades, y alentados a enriquecer su s habilidades y competencias, ofreciéndoles oportunidades de capacitación y crecimiento profesional.

Y justamente, actividades como las que propone la Facility & Hospitality Management Conference, son el marco ideal para adquirir conocimientos, incorporar nuevas técnicas y herramientas, interactuar con  colegas, proveedores  y especialistas destacados y , en definitiva, crecer profesionalmente.

 

Bienvenida F&HM-Conference!

Ing. Marcelo Gularte
Uruguay
Speaker en el Facility & Hospitality Management Conference 2016

Leave a Reply

Síguenos en las redes sociales