ARTÍCULOS POR NUESTROS CONFERENCISTAS

20
Dic

LA GESTIÓN DE ACTIVOS FÍSICOS HOSPITALARIOS, UNA MIRADA DESDE LA REGULACIÓN, LA NORMATIVA Y EL ESTÁNDAR ISO 55000.

Los activos físicos hospitalarios son una parte fundamental en el cuidado de la salud, ya que intervienen directamente en la calidad de la atención ofrecida a los pacientes y la garantía  de su seguridad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define dentro de las responsabilidades principales en la prestación de un servicio que garantice la seguridad del paciente, el desarrollo de programas de Gestión de la Tecnología Médica: “Los dispositivos médicos son esenciales para que la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y la rehabilitación de enfermedades y dolencias sean seguros y eficaces. El logro de los objetivos de desarrollo relacionados con la salud, incluidos los Objetivos de Desarrollo del Milenio, depende de que se fabriquen, regulen, planifiquen, evalúen, adquieran, gestionen y utilicen dispositivos médicos de buena calidad, seguros y compatibles con los entornos en que se emplean” (Organización Mundial de la Salud», 2012). Adicionalmente, el cuidado de la infraestructura y los equipos industriales que apoyan la prestación de los servicios de la salud, refuerzan los impactos positivos frente a la  calidad del mismo.

Las instituciones hospitalarias dependen de la tecnología médica para diagnosticar, prevenir, o recuperar las condiciones funcionales de las personas que ven deteriorada su condición de salud y es por ello que se hace necesario desarrollar un sistema de gestión que garantice la condición de funcionamiento de los mismos, teniendo en cuenta para su definición los elementos asociados a la plataforma estratégica de la institución con el fin de garantizar que este alineado con las expectativas de la organización. Adicionalmente, se debe tener en cuenta que por la condición del tipo de servicio que se presta se deben cubrir la mayor cantidad de riesgos asociados al uso de la tecnología con el fin de evitar eventos o incidentes asociados a la tecnología o la infraestructura.

Las instituciones hospitalarias, así como cualquier organización empresarial tienen metas financieras orientadas a la generación de rentabilidad, ya sea para satisfacerlos intereses de los accionistas en el caso de entidades privadas o para reinversión en el caso de organizaciones sin ánimo de lucro; en gran medida la calidad y sostenibilidad del servicio se ve reflejado en la condición operativa de los activos físicos, para garantizar diagnósticos y tratamientos apropiados a los pacientes y la seguridad de los mismos.

La oferta de servicios a nivel internacional incrementa las exigencias de servicios de calidad y seguridad del paciente; en muchos de los casos obligando a las instituciones a obtener una certificación de carácter internacional, la entidad más reconocida en este tipo de procedimientos es la Joint Commission International, JCI, que cuenta con unos estrictos requerimientos a nivel de activos físicos para las Instituciones Prestadoras de Servicios de salud.

Los elementos anteriormente descritos, además del marco regulatorio y de calidad en el que se encuentran inmersas las instituciones hospitalarias brindan un escenario propicio para desarrollar e implementar un Sistema Integrado de Gestión de Activos Físicos, basado en la PAS 55 inicialmente y la ISO 55000 (desde su vigencia), ya que se busca sostenibilidad en la institución a través del servicio prestado y el uso de los activos vinculados a los diferentes servicios.

Ing. Janeth Galeano
Colombia (Implementación de FM con base a ISO 55000)
Speaker en el Facility & Hospitality Management Conference 2016

Leave a Reply