ARTÍCULOS POR NUESTROS CONFERENCISTAS

18
Abr

Tres maneras de mejorar el mantenimiento del motor eléctrico

Por: Jeson Pit, D&F Liquidators.

El mantenimiento del equipo eléctrico requiere mucha planificación e inspección. Solo a través de inspecciones planificadas y periódicas podrá descubrir posibles fallas. Una fuerza laboral observadora puede ayudar a identificar problemas con la maquinaria, ya que su sentido del olfato puede dirigirlos a un aislamiento que se está quemando, su sentido del tacto puede detectar calor excesivo en los rodamientos, su sentido del oído puede reconocer sonidos o vibraciones inusuales y su sentido de la vista puede detectar defectos mecánicos y chispas.

Ciertos dispositivos llamados controles de motor se pueden usar para monitorear el funcionamiento de motores eléctricos. Los controles del motor tienen varias funciones críticas, que incluyen iniciar y detener el motor eléctrico, avanzar o retroceder el sentido de rotación, seleccionar y regular la velocidad de rotación, controlar o modificar el par/torque y ​​proteger el motor contra sobrecargas eléctricas y errores. A través de los años, los conjuntos de comandos de monitoreo y control (MCCS, por sus siglas en inglés) han evolucionado desde gabinetes con dispositivos electromecánicos básicos como interruptores de circuito, contactores y relevadores de sobrecarga, hasta centros computarizados que incluyen variadores de frecuencia.

A continuación hay tres formas clave para mejorar el mantenimiento de sus motores eléctricos:

Termografía infrarroja

Esta forma de inspección no invasiva emplea una cámara infrarroja para observar la temperatura y los patrones térmicos cuando el equipo funciona a plena carga. La termografía infrarroja se utiliza en una amplia gama de maquinaria, incluidos MCCS, y puede ser útil para predecir fallas en los equipos y planificar acciones correctivas. También se puede usar para detectar condiciones de fallas eléctricas, como conexiones sueltas, puntos calientes, contactos deficientes, cargas no balanceadas, sobrecarga y sobrecalentamiento. Tenga en cuenta que la seguridad es esencial cuando se trata de manejar equipos eléctricos. Si la máquina necesita ser escaneada mientras el gabinete está abierto y el equipo todavía está funcionando, el personal debe seguir las medidas de seguridad adecuadas y usar equipo de protección personal.

Mantenimiento de equipo desenergizado

Este tipo de mantenimiento exige más capacitación que los exámenes visuales. Los ingenieros deben seguir pautas específicas para desenergizar, aislar y preparar los motores para su inspección. Esto incluye inspeccionar y repararlo antes de volverlo a poner en operación, verificar que el motor instalado tenga la calificación correcta y sea adecuado para la aplicación, y consultar los estándares de la Asociación Nacional de Fabricantes Eléctricos (NEMA, por sus siglas en inglés).

Mantenimiento después de una falla

Si hay un error, una corriente excesiva puede dañar la estructura, los componentes, el bus o los conductores del MCCS. Una vez que ocurre una falla, todo el equipo debe desconectarse y aislarse para evitar el contacto con componentes activos. Es importante confirmar si la energía se ha cortado usando un multímetro digital. Un sistema puede retroalimentarse si los cortacircuitos u otras fuentes de energía no han sido registradas apropiadamente.

El mantenimiento adecuado aumentará la vida útil de sus motores eléctricos. Puede rastrear posibles problemas y corregirlos antes de que se provoque un paro general o un retraso en la producción. Siempre siga las instrucciones del fabricante para mantener el motor, lubricar sus rodamientos y mantenerlo funcionando sin problemas. Finalmente, asegúrese de que su esté bien ventilado y confirme que tenga el voltaje y la corriente correctos cuando realice revisiones de mantenimiento.

Leave a Reply