ARTÍCULOS POR NUESTROS CONFERENCISTAS

16
Nov

6 claves para un programa de lubricación centrado en confiabilidad

Por: Alejandro Meza.

Al implementar un programa de lubricación formal para mejorar la confiabilidad y reducir los costos operativos, es necesario tener una visión holística y sistémica del proyecto. Esto requerirá tener en cuenta varios elementos para lograr los resultados deseados.

Si el programa es para una planta fija o una flota móvil, los factores a considerar relacionados con la lubricación se pueden describir de acuerdo con las etapas del ciclo de vida del lubricante. Estas incluyen selección de lubricantes, recepción y almacenamiento de lubricantes, manejo y aplicación de lubricantes, control de contaminación, análisis de lubricantes y disposición ecológica. A continuación, se da una breve explicación de cada una de estas etapas.

Selección de lubricante
Cuando se pone en funcionamiento una máquina nueva, una de las primeras preguntas que surge es sobre el lubricante requerido para un funcionamiento adecuado y el cumplimiento de las condiciones por garantía. El manual de operación del fabricante del equipo y los representantes del servicio técnico son comúnmente consultados para obtener recomendaciones. El proveedor de lubricantes también puede estar involucrado en este proceso. Al final, la decisión descansa en el departamento de confiabilidad o ingeniería. Deben considerarse varios factores, como las especificaciones y el rendimiento requeridos, la posible consolidación del lubricante, el empaque del producto, el inventario necesario para una manejo y aplicación adecuadas, la identificación del lubricante en toda la planta, los procedimientos de compra y la entrega del producto. Deben también definirse las especificaciones técnicas para los consumibles necesarios y el hardware relacionado con la lubricación.

Recepción y almacenamiento de lubricantes
Cuando se recibe el lubricante, debe inspeccionarse para asegurar que cumple con los estándares de calidad definidos, que venga en la cantidad y presentación correcta, y en el tiempo requerido. Se deben realizar pruebas de rutina con el nuevo lubricante y debe establecerse un plan de muestreo con el conjunto de pruebas adecuados y los criterios de aceptación y rechazo.

Una vez que se acepta el lubricante, debe almacenarse en un área conveniente que maximice su vida en almacenamiento y guarde su integridad. Todo el personal involucrado debe asegurarse de seguir los procedimientos de seguridad y las prácticas de conciencia ambiental. Estos requisitos continuarán durante el resto del ciclo de vida del producto. En esta etapa comienza la identificación adecuada del lubricante.

Manejo y aplicación de lubricantes

Una manipulación cuidadosa ayudará a salvaguardar la integridad del lubricante, la seguridad y la protección del medio ambiente mientras se prepara el lubricante para la aplicación. Una excelente práctica proactiva es filtrar el aceite nuevo antes de usarlo. Es probable que se requieran sistemas de filtración y deshidratación de calidad para alcanzar los objetivos de limpieza y humedad establecidos para cada producto. También es importante tener un cuarto de lubricación limpio junto con contenedores sellados, herramientas adecuadas, capacitación adecuada y procedimientos detallados.

Las actividades de aplicación de lubricantes abarcan todas las tareas que facilitan la correcta aplicación, administración e inspección del producto mientras el lubricante está en servicio. Estas actividades incluyen cambios de aceite, rellenos, filtrado, reengrase, inspecciones del estado del aceite e inspecciones de la máquina. Cada actividad debe ejecutarse de acuerdo con un plan programado con documentación que detalle el estado de la máquina, los procedimientos de seguridad, las tareas que deben completarse, etc. Todas las actividades también deben ser respaldadas por una capacitación y conocimiento adecuados.

Control de Contaminación
Esta etapa estratégica es quizás la parte más importante de un programa de lubricación proactivo. No funciona independientemente de los otros factores mencionados aquí, pero es un requisito en la mayoría de las etapas del ciclo de vida del lubricante. El control de la contaminación se refiere a todas las prácticas relacionadas con la limpieza del lubricante. Hay tres pasos importantes para mantener consistentemente lubricantes limpios:

Establezca un nivel de limpieza objetivo específico y verificable para cada máquina en función de la criticidad y la sensibilidad de la máquina a los contaminantes.

Para alcanzar el objetivo seleccionado, primero modifique las prácticas de mantenimiento y de la máquina para restringir la entrada de contaminantes. A continuación, seleccione la filtración para eliminar y controlar los niveles de contaminantes dentro del objetivo.

Controle con frecuencia los niveles de contaminantes para confirmar que la limpieza es estable y está dentro del objetivo.

Además, no se olvide de la grasa. Aunque es posible que no pueda filtrarla ni secarla, puede evitar que se contamine. Parte de la contaminación con grasa también se puede controlar mediante pruebas de laboratorio.

Análisis de lubricantes
¿Cómo se puede controlar un proceso si no se mide o monitorea? El análisis del lubricante es una herramienta excelente para monitorear la condición del aceite y la máquina. Su propósito es confirmar la calidad y el tipo de lubricante, medir la salud / condición del lubricante, estimar la vida útil remanente del lubricante, identificar y medir contaminantes y el desgaste anormal de la máquina, encontrar causas de fallas y apoyar la optimización de los intervalos de lubricación y otras prácticas de mantenimiento.

Un programa de análisis de aceite efectivo incluye tres etapas principales: diseño del programa, configuración del programa e implementación en el campo / mejora continua.

Diseño del programa
El programa de análisis de lubricantes debe diseñarse de acuerdo con objetivos o metas específicas. Las máquinas que muestrear, la selección de laboratorio, el conjunto de pruebas, los límites, las frecuencias de muestreo, la interpretación de resultados y las acciones correctivas / proactivas son los factores principales por definir en esta etapa.

Configuración del programa
Esta etapa implica realizar las modificaciones a la maquinaria necesarias para aplicar los procedimientos de muestreo apropiados, sincronizar los procesos del programa de análisis de aceite con el laboratorio seleccionado, y proporcionar la capacitación y las herramientas requeridas para los responsables del muestreo de aceite e interpretación de los informes de laboratorio.

Implementación de campo y mejora continua
Una vez que se han proporcionado los recursos, es hora de implementar el programa. Esto incluye tomar muestras de aceite correctamente, documentar el proceso y enviar muestras para su análisis.

Cuando se reciben los resultados, deben interpretarse para que se puedan tomar medidas proactivas / correctivas. También se necesita un análisis periódico del programa para verificar su adecuación y las oportunidades de mejora.

Disposición ecológica
Una vez que los lubricantes y los materiales contaminados (como los filtros de aceite) han llegado al final de su vida útil, deben eliminarse de manera adecuada de acuerdo con las reglamentaciones locales y las políticas corporativas. El objetivo es proteger el medio ambiente de posibles contaminaciones mientras se mantiene la seguridad en sus instalaciones.

Controlar las fugas de lubricante también es importante para operar la maquinaria, así como para la seguridad y la protección del medio ambiente. Se debe implementar un programa efectivo para la detección y el control de fugas. Este tipo de programa ofrece muchos beneficios, como disminuir el consumo de lubricante, minimizar los riesgos de seguridad, reducir el riesgo de desabasto de lubricante a la máquina, controlar la contaminación ambiental, lograr niveles de productividad más altos y reducir los costos.

Gestión de un programa de implementación
La gestión de un programa de lubricación consiste en diferentes elementos que interactúan con un propósito común. Es necesario administrar todos estos factores para que funcionen de manera eficiente.

Entre los elementos esenciales para un programa de lubricación centrado en la confiabilidad se incluyen:

  • Soporte de la alta gerencia, trabajo en equipo y comunicación
  • Programa de motivación y recompensas
  • Involucramiento de áreas afectadas dentro de la organización tales como recursos humanos, compras y producción
  • Capacitación apropiada para todo el personal involucrado
  • Procedimientos e instrucciones de trabajo claros y detallados
  • Registros y manejo adecuado de la información
  • Identificación de productos
  • Procedimientos de seguridad
  • Conciencia ambiental
  • Reglas aplicables, estándares y políticas corporativas
  • Métricas e indicadores clave de desempeño (KPI)

La combinación adecuada de estos elementos le permitirá lograr una implementación efectiva y gratificante del programa de lubricación.

40-por-ciento

Leave a Reply